jueves, 17 de noviembre de 2016

MIA Laurens-Paris, maquillando mis uñas al tiempo que las cuido

Hace ya unos 6 años que utilicé mis uñas para rascar en superficies de acero y las uñas no están para eso, yo no lo sabía pero aprendí la lección. La consecuencia fue muy dura, más de 4 años con las uñas enfermas y quebradizas, abriéndose a capas y no pudiendo lucirlas esmaltadas nunca.


Pero después de hacerme un máster en trucos para cuidar mis la uñas, respetarlas, conocer su fisionomías y los porqués de sus problemas, hoy las puedo lucir bonitas con o sin esmaltes. Sin embargo no por pintarlas dejo de cuidarlas.

Creo firmemente que antes de maquillar hay que tratar, como con la piel del rostro, no nos maquillamos si tenemos la piel enferma porque el maquillaje hará que resalten aún más los problemas. Primero debemos curar para después maquillar, y una vez maquillado no olvidarnos de seguir tratando.


Y en eso me han ayudado mucho los esmaltes de MIA Laurens-Paris. Desde el corazón de Francia ha llegado a España una amplísima gama de colores de esmaltes cruelty free. A simple vista podríamos pensar que son del estilo de otros muy famosos pintauñas de bajo coste. Pero MIA Laurens-Paris es mucho más, es tratar la uña mientras la luces, un 2 por 1 en toda regla.

Estos esmaltes prescinden de 5 de los elementos dañinos que han caracterizado los esmaltes de toda la vida y que eran los principales motivos de consejos como:

  • Dejar descansar la uña entre esmalte y esmalte
  • No aplicar nunca el color directamente en la uña sino poner antes una base que la proteja y le aporte nutrientes.

Con MIA Laurens-Paris eso no hace falta ya, porque no tienen esos ingredientes tóxicos como:

  • Formaldehido que es una sustancia química utilizada por distintas industrias como conservante y desinfectante y clasificada como cancerígeno por la OMS.
  • Tolueno que se ha demostrado que puede causar náuseas, problemas de memoria, fatiga y estado de confusión ya que incide sobre el sistema nervioso. En contacto con la piel, el tolueno provoca irritación e incluso puede llegar a causar dermatitis.
  • Ttalato de dibutilo que es tan tóxico que su uso en productos cosméticos, incluyendo esmaltes de uñas, está prohibida en la Unión Europea.
  • Resinas de formaldehido que al ser un derivado del formaldehído, puede producir irritación y dermatitis.
  • Alcanfor del que no se permiten dosis mayores de un 11%. En grandes cantidades es venenoso, si es ingerido y puede causar ataques, confusión, irritabilidad e hiperactividad neuro muscular.

Como veis hasta en los esmaltes podemos ir hacia una cosmética más natural gracias a MIA. Sin embargo después de probar el tono Magenta, la base coat y el top coat os puedo decir que estos esmaltes tienen mucho más. No sólo por su amplia variedad de tonos y por la inexistencia de tóxicos en su formulación sino por detalles como el que incorporen una bolita de acero en su interior que permite que se homogeneíce la formula antes de usar el producto y sobre todo algo que me ha gustado mucho, su innovador pincel.

Es un pincel un pelín más ancho de los que estaba acostumbrada a utilizar, y además es más plano por un lado que por el otro por lo que no vale cualquier forma de aplicarlo, hay que hacerlo aprovechando la forma de lengua de gato del pincel. De esa manera me ha sido muy fácil pintarme sin apenas salirme y con un color tan oscuro… y os aseguro chicas que aunque me encanta pintarme las uñas sigo siendo un desastre para no salirme!!. En la foto podéis ver el de MIA en color y otro pincel de otra marca en transparente para que lo podáis comparar.
 
Además y esto nos interesa y mucho, una de las características por la que me terminaron de enamorar estos pintauñas es la duración que tienen, la marca nos promete que su innovadora tecnología de color permite fijar el esmalte durante al menos 5 días, llegando a 7 días si se aplica la base coat y el top coat como he hecho. Como buena beauty tester he puesto a prueba estos esmaltes, haciendo con mis uñas esas cosas que sólo nos atrevemos a hacer cuando no las llevamos pintadas, porque seamos sinceras chicas, ¿no os pasa que si las llevas pintadas las cuidáis un poquito más para que dure el esmalte?. He hecho de todo y han durando intactas 5 días, supongo que si las trato lo bien que suelo hacer, me hubiesen llegado a durar los 7 días que promete la marca, por lo que puedo afirmar que es cierto.
 
También es reseñable el hecho de que al retirarlo con el quitaesmalte me ha costado un poquito más de lo normal, hay que dejar el algodón sobre la uña un ratito más para poder eliminar todo el esmalte, es como que se adhiere más fuertemente a la uña, quizás por eso dura más. Sin embargo eso no quiere decir que mis uñas hayan quedado debilitadas ni mucho menos, es más… creo que me han crecido más de lo normal… es una pasada!!
Y os cuento que como la base coat además de estar enriquecida con vitamina E, aporta un ligero tono rosita claro, a mi me encanta poner sólo dos capas de base coat y una de top coat y obtener muy fácilmente una versión de la famosa manicura francesa mucho más sencilla.

Y os estaréis preguntando por su precio, claro una maravilla así no debe ser barato… pues os sorprenderéis de que aún no siendo low-cost tampoco son lo que estamos acostumbradas a pagar por otros esmaltes, que todas conocemos y no hace falta nombrar. Los esmaltes de MIA Laurens-Paris están a unos 6,95€ en farmacias y parafarmacias, si no los han traído, pedírselos!! Una ha llegado a una edad en que prefiere tener pocos y buenos que un montón que nunca uso, ocupan espacio y en realidad ha supuesto un desembolso económico mucho mayor.
 

Y con todo eso y un bizcocho… hasta mañana a las ocho ;) o hasta el próximo post.

Ya sabes que si te ha gustado y quieres más te puedes suscribir y compartirlo.
 
Mismimitoss.