lunes, 30 de enero de 2017

Khadi, aceites ayurvédicos de la India

Aceites ayurvédicos de la India, ni más ni menos. De eso os quiero hablar hoy. Los aceites de Khadi tienen un INCI de lo mejorcito que he podido encontrar en el mercado. Una gran variedad, en función de las distintas necesidades de la piel y con certificado BDIH. Alta calidad en cosmética natural.

 

En estos días de frío invierno mi piel que es normal tirando a seca, se hace más seca que nunca. Ya no sólo porque le falta agua, es decir, hidratación, sino porque le falta aceite, nutrición. Los aceites nos ayudan a evitar perder el agua de nuestra piel. Una piel nutrida es menos proclive a deshidratarse. Y por ello quise probar los aceites de Khadi, por recomendación de una buena amiga que es fan de la marca desde hace muchos años y que siempre me hablaba maravillas de ella.

Khadi es una marca con una larga historia basada en la medicina tradicional India. Fue fundada en el año 1920 como apoyo a las economías locales. Los productos para el cuidado de la piel y el cabello de Khadi se basan en las antiguas enseñanzas del Ayurveda de la India, que trata el bienestar y la salud como un todo interrelacionado de cuerpo, mente y alma. Hace miles de años, los grandes sabios de la India reunieron cientos de combinaciones, con hierbas y aceites, para curar y rejuvenecer. La marca sabe combinar la tradición con la modernidad y sus formulaciones se basan en el Ayurveda, que en sánscrito significa vida (ayur) y conocimiento (veda).

Khadi ha realizado una especial fusión de estos conocimientos. Las hierbas utilizadas se cosechan y recogen de forma tradicional por los habitantes locales. La esencia de Khadi es un sentimiento de herencia, tradición, pureza y artesanía. Aunque la marca nace en 1920, hasta el 2007 Olivier Giese, alemán de nacimiento, no empezó a distribuirlos tras ver como los usaba su mujer de origen indio con gran éxito.


La palabra khadi en la India, se refiere a todos los productos artesanales de calidad que cumplen con una serie de características como el respeto por la naturaleza, productos veganos, cuidadosa selección de ingredientes, ser de comercio justo, mejorar la calidad de vida de los artesanos que las producen, ser éticos, dar empleo sostenible y sin mano de obra infantil.

La marca cuenta con una gran variedad de productos en el mercado. Sin embargo su fuerte sin duda son los aceites, faciales, corporales o para ambos usos como son los dos que he podido probar y de los que os hablo a continuación. También me llaman la atención su amplia línea de productos capilares, desde mascarillas a tintes pasando con champús, de los que probé hace tiempo uno y me sorprendió muchísimo su textura, pero ya os lo cuento en otro post. Vayamos al lio!

 
Aceite Facial & Corporal Anti Aging

Este aceite me llamó la atención porque dice que tiene aceite de sésamo, de hecho es su primer ingrediente. Y este aceite tiene propiedades que nos ayudan a combatir las manchas de la piel. Ojo! Siempre os digo que las manchas que tengamos visibles y en el interior de la piel (que con su renovación celular, algún día alcanzarán la superficie haciéndose visibles) no las podremos hacer desaparecer con ningún tratamiento tópico pero sí que podemos atenuar sus efectos en mayor o menor medida cuidando los ingredientes de nuestros cosméticos. Y si además es con olor tan maravillosamente intenso y relajante para que queremos más!

El aceite de sésamo es además un poderoso aliado contra los radicales libres, que se adhieren a nuestra piel como consecuencia de la polución, el estrés o la radiación solar. Tiene una gran capacidad de nutrir la piel revitalizándola y estimulación al circulación, lo que le da vida al rostro. Nos ayuda a mantener una piel elástica y joven y con más luz.

Otro ingrediente que también me llamó mucho la atención, dado que era la primera vez que lo veía en mis cosméticos, es el aceite de zanahoria que junto con las flores de satavar y el sándalo refrescan y rejuvenecen la piel. Además, contiene cúrcuma con propiedades antisépticas y descongestionantes. El uso regular de la cúrcuma promueve el resplandor y la luminosidad de la piel.

También contiene plantas que se usan tradicionalmente en Ayurveda para reparar las células dañadas y mejorar el crecimiento celular, como el shatavari y la ashwagandha. Y el pachulí que ayuda en las infecciones y regenera la piel dañada calmándola y relajándola con rapidez.

Como siempre, os dejo aquí en INCI del producto para que lo podáis analizar por completo: Sesamum Indicum Oil**(Sesamöl) • Prunus Amygdalus Dulcis Oil (Mandel Öl)** • Oryza Sativa Oil (Reiskeimöl) • Ricinus Communis Oil (Castor Öl) • Asparagus Racemosus (Shatavari, Indischer wilder Spargel)** • Withania Somnifera (Ashwagandha, Schlafbeere)** • Pogostemon Cablin essential oil (Patchouli)** • Rosa Damascena (Rose)** • Santalum Album (Sandelholz) • Glycyrrhiza Glabra**(Süßholz) • Rubia Cordifolia**(Manjistha) • Bacopa Monnieri (Brahmi) • Mimosa Pudica (Mimose)** • Lavandula Angustifolia (Lavendel)** • Terminalia Arjuna** • Centella Asiatica** • Triticum Vulgare Oil (Weizenkeimöl) • Tocopherol (Vitamin E) • Daucus Carota Sativa Seed Oil (Karottensamenöl) • Linum Usitatissimum Seed Oil (Leinöl) • Commiphora Myrrha essential oil (Myrrhe) • Vanilla Planifolia (Vanille) • Curcuma Longa (Kurkuma, Gelbwurzel) • Curcuma Aromatica • Geraniol*, Linalool*, Limonene*


 
Aceite Facial & Corporal Rose

Así como el anterior aceite se recomienda más para pieles más maduras, envejecidas por el sol y desnutridas, este aceite es adecuado para todo tipo de pieles. Su olor floral es una delicia para los sentidos, y he de reconocer que este es mi favorito para usar sólo, sin mezclar con otras cremas, para poder disfrutar de su maravilloso olor.  El afrodisiaco geranio y la palmarosa animan, otorgando alegría y energía.

En su composición podemos apreciar los pétalos de rosa, flores de hibisco, ceramidas, escualano, almendras y proteínas del trigo. Son todos ingredientes que ayudan a  la piel a regenerarse más rápidamente eliminado los daños producidos por los efectos del sol. También ayudan a calmarla y restaurar su barrera contra las agresiones del medio ambiente.

Además contiene aceites antienvejecimiento, tales como semillas de lino y salvado de arroz que regeneran tu piel de forma natural. Y también el aceite de sésamo que tan buenos resultados da en el otro producto que os mencionaba arriba. La conjunción de todos estos ingredientes mejoran el tono de la piel, atenúan las manchas y alisan la superficie de la piel recuperando su juventud.

Y aquí tenéis el INCI: Oryza sativa oil (Reiskeimöl) • Sesamum indicum oil (Sesamöl)** • Helianthus annuus oil (Sonnenblumenöl)** • Rosa damascena (Rose)** • Cymbopogon khasians (Jamrosa)** • Rubia cordifolia (indischer Krapp)** • Curcuma longa (Kurkuma)** • Curcuma aromatica (wilde Gelbwurz) • Caesalpinia sappan** • Tocopheryl acetate (Vitamin E) • Cymbopogon martinii (Palmarosa Gras)** • Pelargonium graveolens (Geranie) • Pterocarpus santalinus • Linum usitatissimum (Leinblüte) • Prunus dulcis (Mandel) • Triticum vulgare (Weizenkeimöl) • Daucus carota sativa (Karotte) • Crocus sativus (Herbstkrokus) • Citral* • Citronellol* • Geraniol* • Farnesol* • Linalool* • Limonene*

Esos aceites se pueden usar para el cuerpo y para el rostro. Yo he preferido usarlos para el rostro, dado que es lo que más expuesto tengo en invierno a los rigores del frio. Mi recomendación es que si los usáis solos lo hagáis con la piel húmeda. Los aceites de este tipo penetran mejor cuando la piel no está completamente seca, y de ese modo su absorción es más rápida. Yo suelo usarlos tras el tónico o el agua termal.
 


Me gusta usarlos sólo después de hacerme la limpieza facial, o ponerme una mascarilla de arcilla, porque ayudan a recuperar la piel después de la agresión que sufre con la limpieza semanal. Pero también los uso mezclando unas gotas con mi crema de noche. Es tan concentrado su poder, de hecho se ve en su color rojo- anaranjado, que con dos gotas es más que suficiente por lo que me están durando muchísimo estos dos botecitos, sin duda merecen mucho la pena. Mi piel en invierno nunca ha estado mejor, jugosa hidratada y confortable, sin brotes de resequedad que con el frio siempre sufría. Ha sido un cambio muy positivo gracias a los mimos de estos aceites.




Pero también los podéis usar de forma corporal si tenéis la piel extremadamente seca y aunque no sea a diario, darle a nuestra piel una vez por semana un mimo extra con este tipo de aceites.




Yo los conseguí aquí, donde podéis ver la gran variedad de productos de Khadi y de otras muchas marcas. Os dejo fotos de algunos de ellos que merecen también mucho la pena y que estoy deseando probar!!





Y si te ha gustado y quieres más, no te olvides suscribir al blog!! Es gratis y fácil! Sólo tienes que darle al botón azul de ``seguir´´ en la barra lateral!


Mismimitoss.