miércoles, 15 de marzo de 2017

Copa menstrual Mooncup, ¿realmente merece la pena?

Como no sólo de cremitas vive una mujer, hoy toca tratar un nuevo tema y aportar una nueva alternativa más natural y ecológica, la copa menstrual.
 



Si os soy sincera cuando este tipo de dispositivo salió al mercado me picó mucho la curiosidad. Muchas veces estoy fuera de casa todo el día y no tengo acceso a baños todo lo limpios que me gustaría y en esos casos pensé que una copa menstrual podría resultar muy útil.

 
Se puede utilizar hasta 12 horas seguidas. Aunque es cada mujer con su uso la que determina cuantas horas la puede llevar puesta, en función del día de menstruación en el que esté, dado que la cantidad de flujo va variando. La copa no produce infecciones por tenerla puesta mucho tiempo, como si ocurre con los tampones y es perfecta para usar de noche, porque no manchamos la ropa interior al movernos y tampoco tenemos que despertarnos, en el caso del tampón, para cambiarlo. Simplemente perfecto!


Ya no sólo es por ese motivo practico, sino por otros muchos como el hecho de que no consumimos tampones y compresas dañando el medio ambiente. Una copa menstrual equivale unos 170Kg de residuos por mujer. Es sin duda una inversión bastante rentable dado que nos durará unos 10 años. Imaginar la de compresas y tampones que nos ahorraremos de comprar!

 
 Además los tampones utilizan gran cantidad de blanqueantes, perfumes y otros productos químicos que pueden ser absorbidos por tu cuerpo y que alternan el pH vaginal de la mujer, pudiendo generar infecciones. Pueden generar irritaciones y sequedad, especialmente los últimos días de tu menstruación al absorber. Frente a ello la copa menstrual no absorbe, simplemente recoge el flujo protegiendo de esa forma tu flora vaginal.

Hay varias marcas de copas vaginales en el mercado actualmente, pero yo os quiero hablar de la que yo he utilizado, Mooncup. Es una copa menstrual reutilizable de unos 5 cm. de largo elaborada con un suave material de silicona. Es capaz de contener hasta 30 ml. de fluido, lo que equivale aproximadamente a un tercio del flujo total producido durante un período. Esta copa menstrual no contiene blanqueantes, desodorantes ni geles absorbentes. Está elaborada con una silicona médica especial no alergénica. La silicona es un derivado del silício, uno de los minerales más abundantes de la Tierra.
 
Pero vamos a los que nos importa a nosotras!, ¿es cómoda o no? Porque si no lo es, de nada nos sirven tantas ventajas verdad?

 
Pues os soy totalmente sincera, llevo usándola 3 periodos seguidos y aunque aún soy un poco torpe con ella, se que con el tiempo será una gran aliada. No os quiero mentir y que penséis que es todo maravilloso. No, la realidad es que al principio es complicado, te tienes que conocer bien, probar en que postura te es más fácil introducirla, como prefieres coger la copa con la mano para que te sea más fácil… un sinfín de cosas que pasan en la intimidad del baño de una mujer!

 
Las instrucciones que vienen con el producto son bastante claras pero… al final eres tú la que decide como usarla. Un consejo, no tengáis las uñas muy largas si sois novatas! Que mal lo pase! ;)
 
Hay que introducir la copa en la vagina doblándola sobre si misma y la propia copa hará ventosa con las paredes quedándose fija, pero de verdad! Que no se cae! Es imposible que lo haga! Yo no he tenido perdidas mientras la he estado usando y los días de más flujo he podido estar la jornada laboral de 8 horas sin preocuparme por ella, una maravilla!

 
Entre cada uso simplemente hay que introducir un dedo en el lateral, para romper la ventosa que ha creado con las paredes, al separarla ya sale sola (cuestión de practicar) y con cuidado retiramos el flujo acumulado y la podemos lavar con agua en el lavabo y introducida nuevamente una vez limpia. Pero entre cada periodo es recomendable hervirla en agua, antes de guardarla en su funda hasta la próxima regla.

 
Hay dos tallas en función de la amplitud vaginal,  la talla A para mujeres mayores de 30 años o que siendo menores ya hayan tenido parto natural, y la talla B para menos de 30 años.

 
Dudas que podéis tener y que también tuve yo ¿?? No, no pasa nada cuando hacemos pipi, podemos hacerlo con total normalidad, como con los tampones. La copa no se va a llenar por ello, sólo recoge el flujo de la menstruación. Y como os digo no se cae! Que al principio como no sentía que llevase nada… tenía serias dudas al respecto! ;)



 
Y ahora cotillearme un poco!, ¿la habéis probado?, ¿os gusta? o ¿preferís seguir con los métodos tradicionales? animaros que por probar no se pierde nada y podéis liberaros de los tradicionales engorros mensuales!

 
Si te ha gustado y quieres más no dudes en suscribirte al blog! En el botón azul de la barra lateral!.

 
Mismimitoss.