lunes, 30 de octubre de 2017

Kivvi Cosmetics y sus mermeladas hidratantes corporales

Hola mimosas! Hoy os quiero hablar del placer de disfrutar de  mi momento de mimitos, hidratando en profundidad mi piel y disfrutando de un olor que es para caerse para atrás del gusto!!  La body marmalade de Kvvi Cosmetics, es de esos productos especiales que te enamoran nada más verlos y que cuando los abres, no quieres que se acaben nunca!


Y es que no es una crema hidratante corporal al uso, que va! Es mucho más que eso. Kivvi es una marca de cosmética orgánica procedente de Letonia. A orillas el mar Báltico fabrican sus productos de manera artesanal y en pequeñas producciones, de forma que garantizan la frescura de los mismos en todo momento.
Es una de esas marcas que me encantan por su filosofía. Ninguno de sus productos contiene alcohol y en su lugar usan extractos de aceites esenciales como conservantes naturales. Por supuestos prescinden también de petrolatos y derivados del petróleo, perfumes y colores artificiales. Su ingrediente estrella es el aceite de semilla de kiwi, que está presente en mayor o menor medida en todos sus productos, dado sus espectaculares propiedades regeneradores y antioxidantes.


Por supuesto es una marca que no testa en animales y completamente vegana. Entre los componentes que más suelen incorporar están el aceite de oliva, manteca de karité, aceite de coco, aceite de semilla de uva, aceite de almendras dulces, aceite de cereza, aceite de germen de trigo, aceite de macadamia, aceite de jojoba, aceite de aguacate, espino amarillo, arándano, rosa silvestre, kiwi, frambuesa, vitamina E, lúpulo, caléndula y gingko biloba!. Todo lo mejor de la naturaleza.
Pero vayamos al lio, que os quiero enseñar esta body marmalade, si, no es una crema, ni una manteca, es una textura nueva para mi, porque hasta el momento no había usado este tipo de productos con estas texturas tan especiales.
Lo primero que llama la atención de este y de todos los productos de la marca, es su packaing que enamora. Me encantan estos tarritos de vidrios de colores, que después podemos reutilizar para millones de cosas. Además de conservar en perfectas condiciones el producto son monísimos. Si, es verdad que alguna dirá que tiene miedo a que se le caiga y desperdicie el producto pero… si es que es monísimo!!

Lo segundo que me encantó es su olor… es muy a frutas.. ¿ a cual? Que se yo! Es una mezcla de limón, kiwi, fresas… es imposible que haya alguien a quien no le guste algo así! No es un olor muy fuerte, si perdura en el cuerpo para siempre , pero si durante el masaje que nos demos y unas horitas después. Hay varios olores distintos para probar, este es el de yelow rose pero tenéis hasta 5 distintos como podéis ver en la foto.

Lo tercero su composición, lleno de mantecas y aceites de muy alta calidad, os dejo el INCI como siempre: Butyrospermum parkii (Shea butter)*, Cocos nucifera (Coconut) oil, Vitis vinifera (Grape seed) oil*, Olea europeana (Olive) oil*, Aroma**, Prunus armeniaca (Apricot) kernel oil*, Prunus cerasus (Cherry) kernel oil*, Triticum vulgare (Wheat germ) oil*, Macadamia integrifolia (Macadamia)oil*, Oenothera biennis (Evening primrose) oil*, Simmondsia chinensis (Jojoba) oil*, Persea gratissima (Avocado) oil*, Hippophae rhamnoides (Sea buckthorn) oil*, Ribes nigrum (Blackcurrant) seed oil*, Rosa rubiginosa (Rosehip) oil*, Actinidia chinensis (Kiwi) seed oil*, Rubus idaeus (Raspberry) seed oil*, Vitamin E, Humulus lupulus (Hops) extract, Calendula officinalis (Calendula) extract*, Ginkgo biloba (Ginkgo) extract*. * certified organic ingredient ** natural essential oils. Esta excelente composición le permite lucir el certificado de ECOCERT.


Y  lo cuarto y más curioso es su textura. En principio parece una manteca pero no es tan densa como una manteca, aunque si es verdad que con el frio se solidifica, obviamente contiene manteca de karité y de cacao como principales ingredientes y eso se nota. El truco, y os lo cuento para que no os pase como a mi la primera vez, es coger muy poca cantidad, y derretirla entre las manos hasta que se haga aceite, es muy fácil porque como no sólo lleva esas dos mantecas, se funde muy rápido con el  calor. Después nos damos a toquecitos por una amplia zona, manchando nuestra piel con las manos y ya después masajeamos toda la zona disfrutando de su olor.
Ojo! Aviso a perezosa! Este producto es para esos días especiales  en los que queremos dedicarnos un poquito más de tiempo, porque el placer reside en eso, en masajear la piel, ver como resbalan las manos, la piel se nutre en profundidad y nos embriaga el perfume. Y no es para irse después a trabajar… a ponerse el pijama y descansar!
Desde la primera aplicación me noté las piernas súper suaves a la mañana siguiente, como si me hubiese hecho algún tratamiento especial, no podían estar mejor!! Y encima la hidratación duró bastantes días!. El tarro son 120 ml pero como os digo hace falta muuuuuy poquito, no os paséis que si no os faltará piel!! Y como no hay que aplicárselo a diario para mantener la piel genial, pues dura muchísimo!
Ahora con el embarazo no paro de ponerme cremitas en todo el cuerpo, pero esta mermelada es para la barriguita… me encanta masajeármela con ella y hasta creo que al bebe también le gusta, porque como estoy más tiempo de lo normal masajeando me responde con pataditas! Me parece que va a salir amante de las cremitas como su mami ;)
Pero venga! Contarme vosotras! ¿conocíais Kivvi?, ¿habéis probado algún producto suyo? Si es así no olvidéis dejarme vuestras recomendaciones en los comentarios! 
Mismimitoss.