miércoles, 8 de febrero de 2017

Jabón negro africano con mateca de karité pura de Maison Karité


África, protección de las mujeres, respeto a la naturaleza, cuidado de la piel y el cabello de forma natural, múltiples utilidades… todo eso y mucho más es el jabón negro africano de Maison Karité.

 

 
 
Hoy os quiero hablar de un producto que lleva existiendo muchos años. Tantos, que ya Cleopatra, Nefertiti y la Reina de Saba lo usaban en sus rituales de belleza. Que pena que Cleopatra no decidiera escribir un libro con sus secretos de belleza, se hubiese vendido como churros…
 
Se trata del jabón negro 100% vegetal y hecho a mano en cooperativas rurales del oeste africano. En su elaboración no se usan productos químicos de ningún tipo, es más cuando veáis su INCI os sorprenderéis de lo simple que es. Sólo se utiliza la ceniza de vainas de cacao, el aceite de palmistre salvaje, el aceite de coco virgen y la manteca de karité salvaje pura.
 
Maison Karité es una empresa afincada en Barcelona que se caracteriza por algo fundamental, controlan todo el proceso de la fabricación de la manteca de karité salvaje pura. Desde la producción en origen hasta la puesta en el mercado.
 
 
Esta manteca viene de las sabanas de África central y del oeste. Procede del árbol de karité (vitellaria paradoxa) que significa ``árbol de matequilla´´ y que son árboles enormes que duran hasta 300 años. Al su alrededor se genera una importante economía dado que todo en el árbol se aprovecha, desde las raíces a la madera, siendo su fruto más preciado la manteca de karité.
 
Su recolección la hacen en exclusiva las mujeres, las cuales se aseguran la sostenibilidad de los arboles al recolectar sólo los frutos maduros que caen al suelo. De esa forma respetamos el ciclo de la naturaleza y no dañan los arboles asegurando una cosecha futura.
 
 
 
Os dejo aquí un vídeo para que podáis ver como se hace:
 
 
Pero hoy os quiero hablar del jabón negro que como podéis ver contiene como principal ingrediente la manteca, y ya hemos visto que no es cualquier manteca refinada sino totalmente pura. Os dejo el INCI para que podáis ver su simplicidad, ya sabéis que cuando menos cosas lleven los productos mucho mejor!
 
INCI: Manteca de Karité Salvaje (ButyrospermumParkiiButter), Aceite de Coco (Cocos Nucifera Oil), Aceite de Palmistre (Elaeis Guineensis Kernel Oil), Ceniza de Cacao (CocoaPodAsh).
 


 
El jabón negro verdadero tiene un aspecto rudo y nada atractivo, es cierto que a simple vista no incita a utilizarlo pero cuando conoces su poder, precisamente eso es lo que más me gusta. Tiene un olor neutro y una consistencia dura que con el tiempo y los usos se va ablandando. En Maison Karité lo venden en pastilla o en lata. Como veis el mío es de lata y es muy práctico para cuando viajo. Yo lo uso restregando una esponja vegetal natural hasta que sale una espuma bien densa.
 
Esta recomendado para todo tipo de pieles porque al contener la hidratación de la manteca y el coco es muy nutritivo para las pieles secas, protector para las sensibles y al ser un producto natural no comedogénico también se recomienda para pieles grasas. Es más la marca anima a usarlo a las pieles atópicas, reactivas con SQM y pieles tan delicadas como la de los bebes.
 

En la propia etiqueta vemos que se puede usar como jabón pero también como champú. Al ser la manteca natural, no satura el folículo piloso por lo que no engrasa el cuero cabelludo y sin embargo, limpia en profundidad dejando las puntas nutridas, por lo que me ahorro usar mascarillas!
 
A mi me gusta utilizarlo por las mañanas porque deja mi piel tan suave y gustosita, es como si me hubiese puesto ya la crema. Normalmente al lavar la cara la noto algo tirante dado que mi piel es normal tirando a seca. Pero con este jabón me puedo ahorrar el paso de la hidratante! No es que lo haga porque ya sabéis que una potiadicta como yo no puede dejar de usar sus cremitas, pero en el último viaje me olvidé de mi cremita de día y al usar este jabón pude prescindir de ella los dos días que duró el viaje.
 
 
También lo uso por la noche como segundo paso de mi limpieza nocturna, ya sabéis que primero hay que desmaquillar y después limpiar la piel en profundidad y para eso es estupendo! A mi me da la sensación de que limpia tan bien la piel que me aporta luminosidad, ese efecto buena cara del que siempre os hablo!. Quizás tengan algo que ver sus altos contenidos en hierro y vitaminas A y E.
 
Algunos de sus múltiples usos pueden ser:
  • Recuperar la piel tras la jornada de playa o cuando nos quemamos porque evitamos que salgan las ampollas y quemaduras.
  • Es muy potente contra las manchas cutáneas ya que es un exfoliante muy suave.
  • Ayuda contra el olor corporal ácido.
  • Alivia los picores y molestias en el cuero cabelludo.
  • Hidrata el cabello seco y quebradizo.
  • Limpia y desmaquilla la piel de rostro en profundidad.
  • Un trozo disuelto en el agua del baño deja la piel hidratada y sin necesidad de aplicar una loción hidratante después.
  • Se puede mezclar un trozo con agua y al disolverse es un perfecto jabón de manos.
 
Sin duda es un producto multiusos, de esos que hay que tener en casa si o si. Para viajar me es muy útil porque al no ser líquido no hay problemas en el avión y me ahorro algún que otro producto en el neceser. Su composición no puede ser más pura y Maison Karité nos garantiza su alta calidad.
 
 
 
 
Y vosotras, ¿habéis probado ya un producto de este tipo? Que no os engañe su aspecto! Las reinas de la antigüedad ya lo usaban!
 
Si te ha gustado y quieres más, no te olvides de suscribir en el botón azul de `` seguir´´ en el lateral del blog! Me haría mucha ilusión contar contigo en la comunidad de Mismimitoss!