martes, 5 de febrero de 2019

Jane Apothecary, el mejor bálsamo limpiador que he probado hasta la fecha

Hoy os vengo a hablar de un producto muy especial. Un producto de esos que hacen que estés deseando empezar tu momento ``rutina de noche´´. El momento de desmaquillarse a veces se hace un poco cuesta arriba y da mucha pereza. Por eso siempre os digo que busquéis productos que os emocionen. El bálsamo limpiador de Jane Apothecary es uno de esos productos tan especiales.






Detrás de Jane Apothecary está Elena, cuya historia se parece un poquito a la mía. Al cumplir los 30 años, empezó a notar que su piel reaccionaba de una forma distinta y sorprendente. Se volvía más sensible, con rojeces e incluso con acné. Elena era una apasionada de la cosmética desde su adolescencia y siempre tuvo claro que quería crear su propia marca. En uno de sus viajes tuvo la suerte de descubrir los aceites vegetales y sus múltiples beneficios. De esa manera fue como llegó a la cosmética natural. Elena es bióloga y además experta universitaria en cosmética y dermofarmacia, por lo que pudo aplicar sus conocimientos a su nueva pasión, los ingredientes naturales. Ella echaba en falta una marca natural con bonitos packaings, aromas especiales y cuya aplicación de productos invitase a la relajación y a la conexión con una misma. Así fue como nació Jane Apothecary.

La filosofía de la marca es:

Una piel en calma es una piel sana y bonita
Como veis va muy en línea con toda su historia y para las que tenemos piel sensible como la mía, esta filosofía nos dice mucho. Jane Apothecary es una mezcla deliciosa de texturas fundentes, fragancias increíbles y los mejores ingredientes naturales, como aceites esenciales y vegetales, ceras y mantecas, así como los mejores extractos botánicos.

Los extractos botánicos tienen una gran importancia en esta marca, de hecho el nombre de Jane Apothecary está inspirado en la primera mujer botánica americana reconocida, que en el siglo XVIII logró identificar más de 300 especies de la flora de Nueva York. En aquella época, la botánica era cosa de hombres, pero ella elaboró un tratado precioso con las más bonitas ilustraciones que han servido de inspiración para crear Jane Apothecary. Ella era Jane Colden y Elena decidió tomar su nombre prestado para lanzar su marca de cosmética 100% natural española.



Elena fabrica sus productos en pequeños lotes y de esa manera se preserva la frescura de las fórmulas, para que llegue siempre en perfectas condiciones a las consumidoras. Además Jane Apothecary es una marca que trabaja sin agua, es decir sus ingredientes no están diluidos, por lo que sus texturas suelen ser aceitosas, necesitándose muy poquita cantidad para lograr una gran eficacia.
 

A día de hoy la marca cuenta con tres productos principales, como son el bálsamo limpiador del que os voy a hablar a continuación, un serum facial y un serum para la zona del contorno de los ojos y los labios, que sacaron hace muy poquito tiempo. Además una de las cosas positivas de esta marca es que nos permite probar los productos en formato minitalla, a través de los packs de descubrimiento que nos ofrecen.


Soothing Cleasing Balm (Bálsamo Limpiador)
Se trata de un producto que viene en un bote de cristal opaco y oscuro que preserva perfectamente las propiedades del producto que hay en su interior. Su capacidad son 60 ml y he de confesaros que en un principio me parecía poco, parecía un bote bastante pequeño. Sin embargo después de llevar más de un mes utilizándolo a diario y viendo lo poco que se necesita, os aseguro que es un bote que me va a durar más de tres meses tranquilamente. Y es que como os he dicho anteriormente, al ser fórmulas tan concentradas es necesaria una pequeña dosis para lograr los resultados buscados.


Para la utilización de este bálsamo limpiador, la marca nos ofrece dos pequeños utensilios muy útiles. Por un lado una cucharita diseñada en exclusiva para la marca y realizada en cerámica blanca esmaltada en brillo. Tuve la mala suerte de que justo la semana que me llegó el producto, fue la semana que la marca lanzó este gadget, por lo que no he podido conocerlo en persona. Sin embargo estoy segura de que puede ser muy cómodo poder utilizar algo así. El producto se puede coger perfectamente con el dedo, aunque yo no lo recomiendo puesto que al ser un producto con ingredientes naturales, es muy fácil que incorporemos microorganismos al producto que hagan que su caducidad se acelere. Yo lo que hago es que utilizo una de esas paletinas que todas tenemos en casa, de las que nos dan en las tiendas cuando probamos los productos.
Por otra parte, el bálsamo limpiador viene con una toalla de algodón orgánico como podéis ver en la foto. No he tocado, mejor dicho, mi rostro no ha tocado una toallita más suave! Es una verdadera caricia para la piel, esponjosa y suavísima, perfecta para mi piel delicada.

Este bálsamo limpiador fue el primer producto que Elena diseñó. En busca de productos que solucionasen en su piel reactiva, logró crear una deliciosa mezcla de mantecas y aceites que es perfecta para pieles con tendencia al acné, rojeces, rosácea, deshidratación o simplemente pieles sensibles como la mía. Por supuesto si es buen producto para ese tipo de pieles, os podéis imaginar que lo es también para todo tipo de pieles ya que sus propiedades antiaging y antioxidante lo convierten en un producto ideal para todas las pieles.

El producto es un 100% natural y un 4% biológico. Os dejo aquí el INCI para que lo conozcáis:
glycine soja oil,cera alba,triticum vulgare germ oil,helianthus annuus seed oil,theobroma cacao seed butter,,**butyrospermum parkii butter,matricaria chamomilla extract,calendula officinalis extract,cymbopogon citratus leaf oil,aloe barbadensis leaf extract,tocopheryl acetate,lavandula angustifolia oil,citrus sinensis peel oil,thymus mastichina herb oil,citrus aurantium leaf oil.*citral*limonene*linalool*geraniol* se da de forma natural en los aceites esenciales.* ingredientes de origen biológico.


Como podemos ver tiene varios aceites esenciales como el de lemon grass, naranjo, petitgrain, lavanda y tomillo blanco. Todos ellos en su conjunto son los responsables del fuerte aspecto aromaterápico que tiene este bálsamo. Y es que su delicioso aroma cítrico es uno de los detalles que llama a la atención desde el principio. Esa fragancia tan única, así como su fundente textura, es lo que hace que el momento de desmaquillarse sea una verdadera experiencia sensorial!

También encontramos en su formulación el extracto de caléndula y manzanilla que son calmantes, así como el aloe vera, que suaviza e hidrata la piel y la manteca de karité bio, que protege la piel al mismo tiempo que la nutre en profundidad. Pero en su INCI podemos ver muchas más cosas como el aceite de germen de trigo, que aporta mucha elasticidad a la piel, el aceite de girasol y la manteca de cacao que junto con la del karité le da textura y forma el producto.

La marca nos dice que podemos utilizar este bálsamo de dos maneras y como sabéis yo las he experimentado todas para contaros con todo detalle!

Primer paso de la limpieza nocturna: para ello debemos coger una mínima cantidad de producto, calentarlo en las manos y dejar que se funda y convierta en un aceite. Ese aceite lo aplicamos sobre la piel seca y con suaves movimientos vamos derritiendo el maquillaje y el protector solar. Ese es tu momento de disfrutar de su aroma!
Cuando tienes ya el producto derretido por todo el rostro y el cuello, tienes que coger la toallita de algodón orgánico y calentarla con agua templada para retirar el producto del rostro. Este producto es de los que no emulsionan. Finalmente es recomendable mojar otra vez la toallita con agua más fría y volverla a pasar para retirar todos los restos del producto y activar la circulación. Obviamente esta toallita es la mejor que he tenido pero es cierto que hay veces que no está lista para usarse y he de usar otras.

Esta es la forma en la que utilizo este producto a diario y he de decir que siempre queda la piel muy confortable, muy jugosa y nada tirante. Aún así sabéis que me gusta hacer la doble limpieza y a continuación aplico un limpiador, en espuma o en gel, que termina de retirar cualquier resto de productos.

El resultado es espectacular! pero sobre todo lo que más me llama la atención de este producto es que ha hecho que empezar a desmaquillarme me deje de dar pereza.

Mascarilla facial: dado los buenísimos ingredientes de este producto, no sólo sirve para limpiar, sino que podemos dejar el producto sobre el rostro y que este se beneficie de todas sus propiedades. Para ello debemos tener previamente la piel totalmente limpia. No es necesario aplicar una capa muy gruesa, simplemente aplícalo como si fueses a limpiar el rostro, déjalo actuar 20 minutos y el resultado te encantará!

Cuando utilizo este producto como mascarilla, la piel queda tan jugosa y confortable que ya no aplico nada más, a excepción de mi contorno de ojos de noche y me voy a dormir. Es simplemente perfecto para esos días que vamos con mucha prisa o estamos muy cansadas y queremos hacer una rutina nocturna lo más rápido posible.

¿Sabías que este producto quedó finalista en los Beauty Short List Awards del 2018? Por algo será!

Por cierto, esta marca así como otras muchas de cosmética natural, las más TOP del momento, las podemos encontrar en una de mis farmacias on line favoritas, Farmacia Alegre Perez. Es sorprendente que una farmacia apueste tan fuerte por la cosmética natural, no es nada habitual y por eso Farmacia Alegre Perez me encanta! Bueno, por eso y por las mil muestras y detalles que incluyen en sus pedidos!


Pero ahora te toca ti mimosa!, cuéntame si has probado este bálsamo, si te gusta desmaquillarte con este tipo de productos, si conoces la marca o alguno de sus productos y me los quieres recomendar. Cuéntame en comentarios!!

Mismimitoss

13 comentarios:

  1. Conocía la marca pero no su historia, y me ha gustado. Un producto interesante.
    Besitos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Noelia, la verdad es que tenía muchas ganas de poder hablaros de esta marca y este producto... ya estoy pensando en probar más cositas;)

      Eliminar
  2. Esta muy bien esta marca, no la he probado pero la veo mucho en Instagram. Suelo usar balsamos emulsionables con agua, pero probé varios que no lo son y me gustan igual, limpian la piel muy bien y la dejan muy confortable.
    Un saludo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Olga, he de reconocer que los que emulsionan con agua son maravillosos pero tienes que oler este!! bss

      Eliminar
  3. Me encantan estos bálsamos. Conocía la marca pero no la he probado nunca. bsts

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. pues cuando te animes a darte un capricho con Jane no dejes de contarnos, estoy segura de que te encantará! bss

      Eliminar
  4. good post 😊 would you like to follow each other? if the answer is yes, please follow me on my blog & i'll follow you back. https://camdandusler.blogspot.com

    ResponderEliminar
  5. Me gusta mucho Jane Apothecary y este bálsamo me gusta mucho. El serum para el contorno de ojos y labios igual es maravilloso, me encanta.
    ¡Un beso!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. mmmmmmm si es que no tengo remedio!!! ya te avanzo que ese serum viene de camino... me ha hecho ojitos!! ;) bss

      Eliminar
  6. Maravillosa historia 😍😍 pero todavía no he probado ninguno de sus productos. Bss mimosa 😘😘

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. hola Sara!! es una historia muy interesante, verdad?? si te animas a probar alguno de sus productos acuérdate de contarme!! bss

      Eliminar
  7. Tengo muchas ganas de probar este bálsamo, he leído maravillas de el!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola preciosa! tienes que probarlo! estoy segura que su textura y aroma te van a enamorar!! bss

      Eliminar